Libros



Descarga Libro Los Sentidos De Frida Online Gratis pdf

Caratula de Los Sentidos De Frida
Sabemos que la vida de los grandes artistas está signada por el fuego imparable de la creación y a la vez, por estigmas tormento- tos y por trágicas convulsiones terrenales en muchos casos. Tal vez por eso, pero fundamentalmente como hija de México marcada por la historia y comprometida con ella, Emma Rueda Ramírez habrá invocado el espíritu de Frida Kahlo alguna noche de luna llena, al pasar frente a la Casa Azul, templo de amores volcánicos y combates de fieras heridas, isla de ternura y sortilegios infinitos, donde las cenizas de la mujer-tierra, mujer-cosmos, mujer-estrella, mujer-arena, se transformaron en polvo de oro y alas ardientes para atravesar los muros de la eternidad. De esa extraña simbiosis de pasiones de dos mujeres de épocas distintas (una, amando ciegamente, sólo dio a luz obras pictóricas desde el dolor de su matriz cósmica, y la otra, obrera incansable de la escritura, cumpliendo sus designios de esta vida) nació Los sentidos de Frida, con valentía, determinación y sangre del alma, donde cada cosa es llamada por su nombre, sin perder la esencia poética. Por un instante apenas, o para siempre quizás, quiso la autora, meterse en la piel de la emblemática pintora y aún sabiendo quela palabra no cura el cáncer ni el sida, ni soluciona otros tantos problemas y que habría que ahorcarla, apostó igualmente a ella y a su mística inagotable y en esa fusión mágica de los tiempos, enarboló una vez más sus iluminados versos sobre las torres abiertas del horizonte y sobre los amplios campos del corazón humano, para no morir precisamente, con la palabra atravesada en la garganta. En estas páginas inolvidables, encontrarán a Frida Vidente y fugitiva en las ancas de Diego y como dice también la autora: Sólo Frida y su olfato saben a qué huele la piel del orbe.
Descarga Online Los Sentidos De Frida Libros Gratis : Los Sentidos De Frida 2018 ebooks y más!



Ficha de Los Sentidos De Frida






Cargando un juego al azar...